Profesionales de las obras de construcción

  • Eh, ¿tienes trabajo para mí?

Te lo voy a contar.

El domingo por la noche, recibí un privado en un foro que participo.

Ese privado es el texto de arriba, tal cual, puedes creer cuando te digo que no lo he manipulado o puedes no creerme, lo dejo a tu elección, yo te digo que es verdad.

Cuando estuve en la inmobiliaria, tenía una pequeña bolsa de empleo y de vez en cuando tenía que echar vistazo a algún currículum porque alguien buscaba personal.

Este privado, me recordó aquella etapa y siempre me viene a la mente la chica que me entregó un curriculum doblado al medio y al medio otra vez con el móvil de su novio y venir al día siguiente a tacharlo porque lo había dejado al enterarse que se estaba acostando con su mejor amiga.

Siempre he pensado que cuanto más fácil se lo pongas a la otra parte, no sólo en la búsqueda de trabajo, sino en todo en general, menos quebraderos de cabeza tendrás.

Siempre comparo estos casos con ir al médico, poca gente o nadie le dice:

Doctor, doctor, estoy enfermo, cúreme.

Sin embargo siempre dicen:

Doctor, me duele aquí cuando respiro.

En el caso de este privado, lo primero es que tienes que jugar a ser adivino o empezar a formular preguntas para adivinar de que trabaja.

Aunque internet tiene muchas ventajas, algunas veces cojea en las comunicaciones entre personas y preguntas como:

¿ De dónde eres? / ¿a qué te dedicas?, vaya por un instante parece una conversación chico chica a altas horas de la madrugada que él no quiere pasarla sólo.

Quedan sin respuesta hasta la fecha de hoy.

¿Merece la pena parar o retrasar una obra?

Mi opinión que llevo al conjunto de la obra en sí y no a un solo personal, que se puede aplicar a esas empresas que tardan días y días en presentar un presupuesto fuera del plazo que prometieron, se traduce en pérdidas para la obra.