Obreros a la guerra

NO MANDES A TUS OBREROS y SUBCONTRATAS A LA GUERRA

Me sorprende como a estas alturas de la vida, a las puertas de la entrada de la construcción 4.0. las empresas sigan dejando a sus obreros sin saber que hacer, ni hacia donde ir pero sin olvidar que hay que acabar pronto y gastando lo mínimo posible.

COSTO DE LA CONSTRUCCIÓN

Muchas empresas de la construcción no acompañan a sus empleados y subcontratas durante la edificación. La mayor parte de las veces parece  que con soltar unos planos y decir: “CONSTRUIRLO RÁPIDO Y BARATO”, es la forma correcta de ahorrar y construir.

Cuanta más información seamos capaces de transmitir, la ejecución será más rápida.

Una obra no consiste en llamar y llamar hasta dar con la empresa que lo haga más barato. Hacer una obra efectiva, consiste en acompañar a las subcontratas, trabajadores y contratas durante TODO el progreso que dura la obra.

LA OBRA DE CONSTRUCCIÓN COMIENZA ANTES DE LIMPIAR EL SOLAR

En la mayoría de obras, no estamos acostumbrados a construir obras, sino a poner ladrillos, tirar yeso, que la estructura no se caiga y que todo funcione más o menos.

Construir una edificación consiste en ponerlo “fácil” para todas las partes. Seguir los procesos de construcción desde la fase de planeamiento, ayudará a reducir los riesgos de posibles errores futuros. EN la mayoría de los casos nos limitamos a “soltar” unos planos a una empresa preguntar por cuanto nos va a salir la broma y remitirnos a que tiene que cumplir un plazo.

Una reunión de unos minutos con las empresas, hablando de la idea que se tiene, nos puede ayudar a detectar fallos ocultos que o por descuido o desconocimiento no habríamos visto. Esos minutos que se invirtieron al principio puede suponer ahorros de horas y de dinero que se tiraría en replantear algo replanteado, horas de técnicos y molestias en general.

BRINDEMOS AYUDA EN LA EDIFICACIÓN

El mayor reto al que nos enfrentamos cuando tenemos una obra, es transformar unos planos en un objeto real. Podemos construir prácticamente todo lo que nos imaginemos, pero sin un estudio previo, sin una correcta documentación la obra se nos escapará de nuestras manos.

Mandamos a la subcontratas, contratas y profesionales, directamente a la guerra: ” aquí tienes este proyecto y estos planos, construye” sin explicar ideas, sin conectar tajos y rutas, teniendo en mente la fecha final y no el proceso.

Hay que recordar, que una obra controlada, donde todo trabajador sabe que tiene que hacer y como hay que hacerlo, es una obra que cumplirá el plazo, ahorrará dinero y sobre todo, todos ganaremos en salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *